miércoles, 23 de febrero de 2005

me encanta cuando me intimidan así

Dijiste eso y me alcanzó....

para querer revolcarte por la cama y desmembrarte a besos.... y tenerte abajo.... y domar tu cuerpo.... tus movimientos, tus embestidas.... y disecarte -de todos los colores de tus tintas- y ahogar tus gritos y tus gemidos en mi pecho.... y alborotarte la sangre y los respiros.... y colarme -derretida- por tu boca.... y absorverte -salado- en lo profundo....

y acabarte.... y agotarte.... y extenuarte....

y no darte agua....



mmmmhh....

Para Pvncho....

Se deshace despacito en la boca....
                              cálida y untuosamente....


al final, cuando estás por terminar
                              -pero sólo al final....-
tiene un dejo picante y caliente....
                              hasta exótico....


y si llegás a sentir algo un poco duro,
                              y mordés....
te invade una oleada de sabor fuerte
                              y áspero....



mmmmhh....
                    que rico es el Chocolate con Pimienta....



Aclaración en tonos de gris

Estaba por crear un nuevo blog, y me disuadieron....
(que bueno está endilgarle las decisiones propias a los demás!)

Vean....

.... Li.... dice: estoy por crear un segundo blog
el_tipo dice: faaa.
.... Li.... dice: con pequeñas delicias de la vida cotidiana....
.... Li.... dice: porque no me da para publicar todo en el mismo, viste
.... Li.... dice: delirios ya pintó erotico, con todo ese rosado y demás
el_tipo dice: por qué...?
.... Li.... dice: no se
.... Li.... dice: no me gusta mezclar
el_tipo dice: puede ser una buena mezcla...
.... Li.... dice: *-)
.... Li.... dice: te parece?


Así que acá estoy, con una nueva idea y quiero opiniones.... (para que sigan decidiendo por mí)

Les parece que le de a cada temática de post un color distinto?
O permito que un post como el anterior se interprete eróticamente si alguien lo lee con la cabeza caliente?

Espero comentarios.... ojalá lluevan!!!!



Qué hermosa es la vida con humor....

Uno se mueve y el otro tararea....
Suerte que hoy me puedo cagar de risa, no?

lunes, 21 de febrero de 2005

Una tarde de verano....

(*) Updateado a las 17:00 del lunes 21 de febrero de 2005.-

          No tengo ganas de encerrarme, pensé, mientras me ponía la musculosa blanca esa que es tan suavecita que cuando tocás parece que fuera una segunda piel...., me calcé -ajustadamente- los jeans, y me puse mis Saverio.... que más necesito!? -pensé-, no sólo no tenía ganas de encerrarme sino que era una de esas tardes en las que la temperatura no baja y el sol parece no querer irse para no perderse las promesas de la noche.... Yo estaba sola en casa. Me estaba por poner mi perfume, que no en vano se llama Hypnotic Poison, cuando me di cuenta que ya estaba perfumada.... el olor de mi cuerpo invadió mis sentidos.... un olor dulce y seco a la vez, con un dejo a lluvia de verano -abrasante-. Me fascina.... así que cuando lo siento no me pongo nada.... es mucho más hipnótico que cualquier mezcla de Christian Dior.

          La calle estaba llena de gente. Me gusta eso que genera el verano en los lugares de frío.... el humor desenvuelto, la claudicación a las pequeñas tentaciones, el hedonismo relajado.... Me sentía como pececito tropical en agua tibia.... Iba tranquila, caminando despacio, con esa cadencia que deja traslucir mi estado de ánimo -y de ganas-, cuando me encontré de pronto, mientras miraba para atrás, con sus ojos en mí. Sin desacelerar el ritmo -ni la mirada- me pasó y entró en un edificio mientras yo todavía pensaba -Por Dios.... qué Hombre! Y uno más que se pierde entre la gente....- Seguí de largo. Dos metros más allá de la puerta donde lo dejé de ver sentí una mano en el hombro.... -Disculpame, pero.... me darías tu teléfono?- Sin dejar de saborear el contacto de su piel con la mía, me di vuelta, le di mi tarjeta con el número del celular, y le pregunté:

          -Tu nombre?-

          -Pablo, -leyó mi nombre en la tarjeta- Lisa.... Te llamo en un rato y tomamos algo?

          -Dale.... - me dio un beso tibio en la mejilla y se fue, un poco menos apurado y más sonriente que antes....

          Unas horas más tarde me pasó a buscar por casa. Mientras decidíamos que hacer, preguntó -Nos ahorramos los preámbulos y vamos a mi casa?- Que le iba a contestar? Se me ocurrió decirle de hacer un ping pong de preguntas y respuestas para recabar al menos los datos personales del otro, pero no daba.... Lo importante ya lo sabíamos.... Lisa.... Pablo.... mano en el hombro que confirmó lo que nuestros ojos habían sospechado minutos antes....

          Todo lo demás era de más.

          Llegamos a la casa después de andar un rato. No habíamos terminado de entrar cuando me apoyó contra la puerta -en ese momento agradecí no haberlo perdido, esa tarde, entre la gente- sus manos me agarraban fuerte de los brazos mientras su boca empezaba a reconocer mi cuerpo.... No me acuerdo muy bien como subimos las escaleras, lo que sí sé es que la ropa quedo desparramada por los escalones -donde la encontré a la mañana siguiente-.

          La noche pasó sin que nos diéramos cuenta.... Nos exploramos en profundidad, a lo largo y a lo ancho.... Valdría decir que no nos faltó nada.... Yo estaba embelesada con su espalda.... y con sus brazos, que me llevaban de acá para allá y me traían de allá para acá sin cesar.... El seguía una y otra vez, sumergiéndose en mí.... saboreándome hasta el final.... incansablemente.... Una sola vez, en toda la noche, él empezó a preguntarme -Puedo....? - y antes que pregunte nada le contesté -Todo....! -

          Nuestros cuerpos aún estaban húmedos y entrelazados cuando el sol empezó a entrar por la ventana.... dejando ver el bosque....

viernes, 18 de febrero de 2005

Disculpas a mis lectores....

          .... tomo aire, y en un esfuerzo sobrehumano intento esbozar una disculpa por mi ausencia epostelar.

          Para ser sincera.... lo cierto es que estoy inmersa en una vorágine de sexo desenfrenado y esto hace que se hayan reducido hasta mis oníricos descansos.
          Me he convertido en un ser que apenas puede reptar, cada mañana, fuera del lecho del deseo....

          Ya volveré.... y les contaré detalles en relatos llenos de perfumes, sabores y texturas.

martes, 8 de febrero de 2005

Invitados al Bacanal


          Ella tenía un magnetismo especial cuando de hombres comprometidos -con otras- se trataba. No porque buscara adrede enredarse con ellos, no.... Sino que, sencillamente, cada vez que un hombre se fijaba en ella, y ella en él; cuando se cansaba de saborearle las facciones y los gestos -anticipándose a los músculos, las formas y los ademanes- bajaba la vista, recorriendo suavemente el cuerpo del otro, hasta encontrarse -indefectiblemente- con el destello de lo prohibido.


          Parecía estar predestinada -¿condenada?- a saciarles los goces que otras mujeres ni tan siquiera les satisfacían.


          -Dulce condena.- Todos estos hombres desbordaban de fantasías enardecidas.... Necesitaban un lienzo limpio -de obligaciones domésticas, de dolores de cabeza, de rutinas y reclamos- donde desplegar sus habilidades artísticas -las manos embadurnadas en colores, saturando el lienzo de pintura espesa- destrezas dignas de un de Marco devenido en de Sade de tanto refrenar sus ímpetus, sus pulsiones.


          Ella era especial(mente) para eso.... una en un millón, era like a (like the) sparkling diamond.... Podía hacer que todas las mundanales preocupaciones -de ellos- se hundieran y perdieran entre sus pechos, mientras ella los cobijaba -¿tiernamente?- en su regazo.... Era el oasis de las tardes grises, atiborradas de lloviznas y trabajo. Era el remanso en medio de la aglomeración cotidiana de compromisos, horarios y crepúsculos fríos. Era la posibilidad de desbocar las ganas, de cabalgar la pasión, de domar la fiera....


          Ellos, con ella, podían ser.... a su antojo, podían hacer y deshacer.... -y deshacerse....- Podían deleitarse en todos sus sabores, y sus olores. Podían todo.... Querían todo. Y tomaban todo. Se derretían en su piel y sus texturas.... Desmandaban las pasiones y arremetían contra ella con el propósito de exorcizar la tibieza de sus días -de sus vidas-. Irrumpían vehementemente en todas sus cavidades, mullidas, esponjosas -ardientemente húmedas-, sin pedir permiso ni dar explicaciones; en acometidas contínuas, violentas, fuertes.... constantes.... Celebrando el bacanal.... Degustándolo golosamente.... Desfalleciendo en el apetito.... hasta extinguirse.... hasta consumirse.... en intentos descomedidos por agonizar tarda, glutinosa, y lentamente.


(*) Updateado a las 10:20 del martes 08 de febrero de 2005.-

jueves, 3 de febrero de 2005

Por favor, haceme acordar....

.... que a la gente no hay que ayudarla, a no ser que pida ayuda
.... que a la gente hay que ayudarla, pero sólo con aquello que pide ayuda

.... que aquí no es bueno el que ayuda
sino el que no jode, acuérdese!
Y yo -soy tan idiota- que nunca me acuerdo....
:o(